Movistar y la productividad

Todos sabemos que Movistar nunca ha sido una compañía barata, yo me hice cliente porque tenían mejor cobertura que otros en la zona donde me muevo (Brihuega, en Guadalajara, España).

Ahora estoy en México de viaje y me llaman diciendo que han suspendido mi linea por consumo de datos: 1438€ por 11 conexiones en 2 días de menos de 100Mb.
Toma castaña, a esos se le llama productividad.

Como no creo que esto sea bueno para mi, ni para la compañía, ni para España, ni para el Mundo, escribo lo que he puesto en facebook y enlazado en twitter con #movistar y #vivalaproductividad.

Captura de pantalla 2019-02-19 a las 8.46.51

No dudo que la vida compartida sea más.
Pero ¿como voy a compartir con esos precios?
————————

Movistar me cobra 1438€ por 15 conexiones a internet desde México. y No estoy de acuerdo.
Me ofrece un bono de 150Mb por 60€ mes y 6€ de alta
http://www.movistar.es/empresas/
—————-
https://www.facebook.com/Movistar-550448941970152/
dice: compartida la vida es más.
¿Cómo voy a compartir si por 11 conexiones de menos de 10Mb en total me cobran 1438€?
—————-
Tengo una empresa llamada UNAMENTE GRD SL, que es el afortunado sustento de unos cuantos trabajadores.

Tengo dos lineas de teléfono con Movistar (Telefónica de España).

Estoy de Viaje en México.

No presté atención al tema del roaming y ayer activé los teléfonos para poder estar conectado mientras viajaba en autobús hacia Queretaro.

Hoy me llaman de la oficina diciendo que nos van a cobrar 1000€ y 400€ por datos en las lineas de teléfono.

Llamo al teléfono de atención al cliente en el extranjero 699991004 y hablo con Asunción que me aclara que está en León, trato perfecto, amable y voz bonita.
Asunción me dice que tengo 1038€ en una linea y 409€ en otra sólo por datos.
Se corta la llamada.

Llamo de nuevo y hablo con Begoña, (también desde León), yo en Queretaro, México.
Me confirma los importes y le explico que es totalmente absurdo que por 11 conexiones Movistar me quiera cobrar 1038€ y 409€ por 4 conexiones.

Le explico que es un abuso y que si no me quitan ese gasto voy a cambiar de compañía no sólo las 5 lineas que tiene la empresa, si no que me aseguraré de que todos los trabajadores y clientes, puedan disponer de mejores conexiones y condiciones en otra compañía.

Begoña, también muy educada y con voz suave me dice que estoy en zona3 y que puedo contratar un bono de datos.

Me ofrece esta maravilla: 150Mb (Megas, no Gigas, Megas) por 60€ al mes con un consumo mínimo de 24,20€ al mes y un coste de alta de 6,05€
Los ojos me dan vueltas y le explico que me está ofreciendo irme a otra empresa por el coste.
Me cuenta que hay otros bonos de 500Mb y de 1Gb pero yo ya ni he querido saber el precio porque no me he recuperado de lo anterior.

Le comento que me están empujando a conseguirme una tarjeta sim mexicana (aqui lo llaman chip) y usar datos con un proveedor local. Y me confirma que eso es lo que suele hacer la gente.

Le pido un número de reclamación y me dice que es una queja de disconformidad, que para poner una reclamación hay que esperar a la factura. Esperaré a la factura y reclamaré, pero si me cobran esos importes dejaré la compañía y no serán solo mis lineas, serán muchas otras.

Y yo me pregunto: ¿Es este el modelo de negocio que una empresa otrora seria como Movistar pretende para conquistar el mercado?

Cómo puede una empresa pretender ampliar el mercado así.
¿Que pasa si empezamos a viajar más? He de tener otra compañía?

Después de llevar años arrastrando a la compañía más cara, tengo que pasar por esto por 11 miserables conexiones que no llegan a 100Mb?

¿Cómo vamos a mejorar la productividad con estos costes? Es necesario ir a otras empresas a otros proveedores para tener una conexión decente? ¿Es esto lo que llaman una compañía global?

Le dejo claro a Begoña, igual que a Asunción antes, que si me cobran esos 1038€ y 409€ por 100 miserables megas, voy a sacar todas las lineas de la empresa de Movistar, y me aseguraré de que TODOS los empleados cambien sus lineas, y haré campaña para que mis proveedores y mis clientes puedan hacer lo mismo. Ya estoy buscando ofertas.

Si Movistar no rectifica esa facturación exagerada y ridícula, me van a perder como cliente, y voy a lamentar las veces que les recomendé aún siendo los más caros, por tener mejor cobertura, porque donde vivo, no tengo apenas cobertura (Villaviciosa de Tajuña es un pueblo de Guadalajara con 12 habitantes censados).

Ya está bien.

Movistar, regreso el día 28 a España, espero que esto se resuelva antes, porque si no, además de perderme como cliente, voy a dar mucho la lata para que otros muchos se lo piensen.
Pagar más por menos. ¿Que valor tiene la lealtad de un cliente hacia una marca? NADA, ese es el mensaje, obremos en consecuencia.

http://www.movistar.es/empresas/

Anuncios
Tagged with:
Publicado en Acción social, empresas, Opinión, productividad, realidad, Reflexiones, Sociedad, Uncategorized, viajes

El dolor y la adaptación

El dolor y el deporte son cosas que van ligadas. Los que practicamos Yoga, aunque no lo hagamos como un deporte, también sufrimos de dolores, lesiones, avisos del cuerpo sobre nuestro estado y necesidades.
 
Acabo de leer un artículo muy interesante de Gema García Marcos en El Mundo, sobre el dolor en el deporte.

Dolor_Lesion_o_Superacion.jpg
 
 
En este artículo se detallan los distintos tipos de lesiones y describen las formas de dolor que se experimentan.
 
Además de hacer algunas reflexiones sobre cómo tratar ese dolor y la diferencia en este trato entre profesionales (deportistas) y amateurs.
 
Para todo profe de Yoga, el dolor es un enemigo, nadie quiere que sus alumnos experimenten dolor. Ni si quiera uno mismo debería experimentarlo.
Pero la clave está en cuanto nos integramos con nuestro cuerpo y la medida en la que somos capaces de observar y sentir con precisión esas sensaciones físicas, para escuchar a tiempo, antes de que aparezca el dolor.
 
Si embargo, (y esto es una contraposición a lo anterior) existe un dolor que es necesario, el dolor que surge cuando nos acercamos al límite de nuestro sistema (mental, emocional o físico) y que sin embargo, tonifica y amplía el umbral de lo que podemos tolerar.
 
A esto se le llama vulgarmente entrenamiento. Nos acostumbramos a sufrir un poco, y eso nos lleva a superarnos.
 
Sin embargo si nos pasamos, nos deformamos, y poco a poco vamos saliéndonos de la norma, y nuestro sistema, el cuerpo, pero también la mente y las emociones se van instalando en una forma que es una adaptación no adecuada, pero si fácil para soportar ese dolor.
 
Esto se ve a nivel extremo cuando una persona tiene una lesión, y el cuerpo (o la mente, o las emociones) adaptan la postura para evitar dolor. A veces la propia adaptación produce más cambios y más profundos en el sistema, que la lesión en sí misma.
Y aunque es más visible cuando esto sucede a un nivel físico, repercute de una forma muy rotunda (quizá más) cuando esta adaptación y deformación sucede a nivel emocional y mental.

Nuestra personalidad y lo que nos permite conseguir en la vida está llena de marcas, traumas, reacciones, sobreacctuaciones y retracciones que generamos generalmente como respuesta a lo que nos ha sucedido antes.

Nuestra vida es una obra de arte única. Somos capaces de hacer lo imposible con tal de evitar el dolor, aunque eso suponga convivir con un dolor menor.

¿Cuantas personas no soportan situaciones insoportables, por no enfrentar una resolución “dolorosa”?

Todos nuestros actos están basados en nuestra visión del mundo y en nuestras reacciones aprendidas a través del tiempo, adaptándonos a lo que nos ha sucedido, pero tratando de maximizar nuestras posibilidades.

Pero el dolor, entra en escena y desvirtúa nuestra intención original y cambia, para que podamos adaptarnos y sobrevivir al evento doloroso, pero a veces condenando el resto de nuestra evolución.

Aprender a adaptarse sin deformarse, y sin comprometer nuestros objetivos es un arte difícil de aprender y que nos distingue. Hay personas que son capaces de conquistar su vida a pesar de los obstáculos, y otras que se enamoran de los obstáculos y se quedan dando vueltas alrededor de ellos, a veces enamoradas de ellos, a veces tratando de evitarlos.

El Dolor es pues un gran maestro.
La resiliencia aumenta con la fé en nosotros mismos, y con la experiencia de las victorias, por muy ajustadas que hayan sido.
Aprendamos a aprender, y aprendamos a ajustarnos dinámicamente, para poder combatir nuestras debilidades y los problemas de una vida, triunfando y consiguiendo un estado de conciencia expandido y elevado.
Tagged with: , , , , , ,
Publicado en deporte, personas, Reflexiones, Sanación, yoga

¿Que sucede al Morirse?

Todos nosotros estamos viviendo en el Matrix, una especie de simulación que es extremadamente realista, lo llamamos vida, y podemos interactuar con otras personas y objetos que en realidad no existen, más que a través de nuestros sentidos.

Esto es tan claro como que cuando hablamos por teléfono, lo hacemos porque nuestra voz es proyectada a kilómetros de distancia por las ondas de radio, pero sin ese conocimiento y sin haber pagado la tarifa mensual, no podemos hacerlo ni entenderlo.
horozonte de sucesos
De la misma manera cuando vemos a alguien lo hacemos porque nuestros sentidos, los ojos, los oídos, el tacto, nos dicen que está ahí esa persona, la vemos y la oímos.

Así que cuando morimos, lo que sucede es que se apaga la simulación, y regresamos a un espacio sin tiempo ni espacio, en el que las almas se perciben directamente y no a través de los sentidos del cuerpo.

Esto es lo que se percibe al morir:
Primero nos separamos de nuestro cuerpo, a veces sin darnos cuenta de que ya estamos muertos o iniciando ese tránsito. Luego entramos en un tunel luminoso, que atraviesa hacia delante una enorme negrura.

En ese tunel a veces se nos presenta una elección, seguir por un sendero luminoso y frío o la calidez de nuestros seres queridos, y debemos elegir el sendero luminoso y frio, como si ascendieras por una montaña cuyo sendero está nevado en un día soleado, refulgente de luz.

En ese ascenso, nos desprendemos de muchas cargas y apegos que tenemos y nos liberamos de volver.

TODAS las personas describen un estado de placidez, en el que no se percibe peso ni espacio, no hay luz pero no hay oscuridad, no hay temperatura, pero es cálido, agradable, y en ese estado, aparece alguien de confianza. Ese alguien de confianza, será alguien ya fallecido, a quien le tenemos confianza, puede ser tu padre o madre, un amigo, o una profesora, o tu maestra o guía espiritual, incluso una mascota.

Esa persona conocida que se nos presenta, lo hace para tranquilizarte y que puedas transitar hacia ese espacio diferente en confianza.

A partir de ahí, puedes encontrar seres queridos y tener una reunión con ellos plena, sin ninguna de las limitaciones que tenemos en la Tierra.

Experimentas lo que es amor, sin limitación, y alegría, y en ese ambiente, vives en comunión con todos lo que existe ahí.

Para el que quiera saber más, luego pasas a lo que se llaman los éteres azules donde tenemos la oportunidad de mirar atrás y re evaluar tu vida, y observar lo que has hecho bien y lo que has hecho mal, y valorarlo.

A partir de ahí sigues recibiendo ayuda para comprender porque fue así lo que pasó.

Y vamos aprendiendo y decidiendo si lo hemos hecho bien o si necesitamos volver a tener la experiencia, y en ese caso volvemos a encarnarnos.

Llegados a este punto, conviene aclarar que si no eres capaz de llegar a estos niveles, simplemente te vas a reencarnar con la conciencia que tengas en ese momento para resolver las cosas que ves que no has resuelto.

Sin embargo, si eres capaz de comprender porque han pasado las cosas, podrás seguir y pasar a otro estadio de existencia más elevado.

La vida que reconocemos ahora es sólo un pequeño fragmento dentro de nuestro ciclo de vidas. Cuanto más rígidos seamos, más fácil es que volvamos a regresar.
No es la determinación si no el equilibrio entre que haces con lo que tienes, y como combinas esto con las circunstancias y las necesidades que experimentas.

No perder el norte, saber quien eres, seguir adelante, y a pesar de todo, desapegarte de todo.

Si no te desapegas de tu personalidad, de tus emociones, de tus objetos, de tus familiares, etc. Tendrás que volver y no podrás hacer tu camino.

Por eso aprender a vivir sin depender de las emociones e ideas, si no orientarte a cumplir tu destino. ¿Y cual es mi destino? Medita, observa, haz introspección, y te llevará a reconocerlo, simplemente se intuitivo. Fluye.

Publicado en Uncategorized

Dios es: Amar a todo

me_amoEs cierto, el día que murió mi padre yo estaba allí, en Valencia y al día siguiente se organizó el funeral, fui y hablé de mi padre ante toda su extensa familia y amigos, estaba lleno, pero pudimos hacerlo a su estilo y no hacer un drama, si no recordar que estamos aquí de paso y es mejor quedarse con lo que dejaron que exprimir la pena de la falta. Después me tuve que ir al círculo de sanación.

Fue una mezcla muy extraña de emociones. El deber es el deber y puede cumplir con ambos a la vez.

Nosotros somos una mota de polvo, por mucho que seamos importantes en la córnea de alguien por un instante. Pero lo que hacemos deja huella. Nuestro compromiso con nuestra esencia infinita crea huella, y esa huella conforma el mundo.

Todos somos importantes, y todos contamos y contribuimos. Pero cuando no nos vemos importantes, damos más importancia a nuestras emociones que a cómo actuamos con lo que nos pasa. Entonces nos hacemos masa, y masa inconsciente.

Estamos aquí para superar las pruebas que fabricamos nosotros mismos, y en ello, debemos amar a todos y a todo, lo que nos pasa, lo que no nos pasa y las circunstancias en las que suceden.

Cuando somos capaces de mantenernos por encima de lo que nos pasa, eso se llama trascendencia, y ahí es cuando avanzamos, y esas pruebas son un regalo, porque nos ayudan, nos dan la oportunidad de trascender (o no) sólo depende de nosotros.

Cuanto antes comprendamos que moriremos como lo hace una cerilla apagándose sin remedio, antes podremos ponernos a la tarea de engendrar ese gran fuego que cambia, que caldea el ambiente, que reconforta el alma y que nos ayuda a compenetrarnos y reconocernos.
Somos la capacidad de hacer y somos la capacidad de no hacer, pero El regalo es poder hacer lo que podemos hacer.
Por ello, no vale la pena dejarse, no vale la pena abandonarse, no vale la pena dejar a nuestra pareja.
Lo que vale la pena es ver nuestra capacidad infinita de crear el candor que requiere el amor, ser amables, ser receptivos (por muy cansados que estemos) y dar una oportunidad al otro para que haga lo mismo, y esperar, ser paciente.

Mientras tanto, sonreir y disfrutar, incluso de nuestros pequeños o grandes sufrimientos, amarlos porque son nuestros, los hemos creado nosotros y los soltaremos cuando estemos listos.

Reconocer que el amor es la fuente y el pegamento, y el destino, ayuda a enjuagar los dolores y a seguir adelante.

No tiene que ver con lo que nos pasa, no tiene que ver con lo que nos hacen, tiene que ver con nosotros y con nuestra capacidad de ver que todo está en nosotros, y en nuestra relación con todo.

Somos infinitos y lo somos ahora, lo somos ya!

Y ahora somos sanadores del Círculo de Sanación Celestial de los Médicos del Cielo.
Y me siento orgulloso de poder sentirme así, y de estar en compañia de todos vosotros. Gracias, os amo. Os reconozco, y os deseo el amor de vosotros mismos, para poder disfrutar del mismo estado.

Publicado en Uncategorized

Liderazgo: Tolerar la intolerancia ¿Dónde está el límite? La Compasión

Somos humanos y estamos regidos por reglas humanas y urgidos por emociones humanas.

Cuando las leyes y reglas se diseñan, se suelen hacer pensando desde el mejor de los casos como manejar el peor de los casos.

liderazgo

Pero cuando estás en el peor de los casos, o simplemente en una excepción no contemplada, te das cuenta de la abismal diferencia entre tu situación y la situación planteada al escribir la norma.

Hay una frase que me encanta porque es muy verdadera y descriptiva:

En teoría no hay diferencia entre la teoría y la práctica, en la práctica si.

La cuestión es que cuando planteas un supuesto no estás en el supuesto. Y las necesidades y las posibilidades son otras.

Esto nos sucede por ejemplo con la organización de grupos y actividades.

Creemos que podemos manejar las situaciones porque nosotros tenemos las reglas y naturalmente nuestro punto de vista nos da la razón.

Pero no es cierto que podamos aplicar las reglas sin más, ya que cada caso es diferente, y hay infinitas formas de ver las cosas, con lo que puede haber muchas verdades.

Cuando en una organización se va creciendo, las normas, la cultura, los usos y costumbres, e incluso lo que es correcto y lo que no, va cambiando, se va ajustando al funcionamiento de la organización y se van corrigiendo cosas que generar conflictos.
Pero al hacerlo se generan más conflictos.
No todos los grupos saben resolver conflictos o evitar enfrentamientos, entonces herramientas como la comunicación no violenta o el OST (Open Space Technology) pueden ayudar mucho.

Sin embargo llega el momento en el que hay que decidir, y se toma una decisión que cambia las reglas y agrada a unos y disgusta a otros.

Esto es inevitable y en nuestra capacidad de adaptación, en nuestra reliencia, y en nuestra generosidad y compasión caen las pruebas que aparecen.

Pero hay un caso en el que este planteamiento se hace extremo: la intolerancia.
Karl Popper, comentaba que si bien la tolerancia consiste en tolerar hasta lo intolerable, si esto se tolera, acabará con la tolerancia misma, pervirtiendo el espacio público y convirtiéndolo en intolerante.

Es normal, podemos tolerar que una manzana se pudra, pero si lo hacemos dentro del cesto, acabaremos con un cesto entero de manzanas podridas.

El problema es ser tolerante a la propia intolerancia sin dejar de serlo.

Hay que establecer un límite. ¿Pero dónde?

Y aquí es donde entra la compasión.
Compasión es comprender el sufrimiento ajeno (y el propio). Es una herramienta de alto nivel que nos permite no reaccionar ante lo que alguien que sufre está generando.
Sin embargo, la compasión se ha malentendido y se ha transformado en aceptación total.

Esos tres valores están en lucha cuando establecemos límites: tolerancia, compasión y aceptación, deben servir al destino o fin que hemos establecido, y gracias a ellos habrá que actuar o dejar de hacerlo en sucesivas ocasiones.

No podemos sólo ser tolerantes. Hay cosas que no se pueden aceptar.
No podemos sólo ser compasivos. Necesitamos la acción.
No podemos sólo aceptar lo que hay. Podemos cambiarlo.

La combinación de los tres nos va a dar una personalidad que ha de estar basada en la disciplina y el juicio neutral, no se ser llevado por las emociones, pero no ignorarlas.

El peligro de ser frío y aséptico es parece inhumano y conseguir que nuestros congéneres no nos vean como tal, si no como un agente deshumanizado.

Es una mezcla muy particular que cada personalidad tiene que aprender a ejecutar y mantener, por el bien de uno mismo, del grupo y de las organizaciones.

En realidad se trata de una cuestión de orden de prioridades (lo cual nos lo dará la mente neutral, trabajada por la meditación, y alimentada por el discernimiento y la información correcta y verdadera).

Si priorizas aceptar las reglas, va a ser mucho más fácil seguirlas y comprenderlas.
Si priorizas la tolerancia tendrás que lidiar con las excepciones.
Si priorizas la compación tendrás que aplicar muchas soluciones y aceptar muchas situaciones.

Ninguna de ellas es la piedra filosofal, su combinación y uso determinarán la maestría que tengas como ser humano, y como líder.

Read more ›

Tagged with: , , , , , ,
Publicado en artículo, civilización, Educación, Opinión, personas, realidad, referencias, Reflexiones, Sociedad, técnicacivilización, Uncategorized, Utopía y Política, vida

Game Over. Fin de Partida. ¿Que es la muerte?

Se acaba de morir un familiar y esto me trae de nuevo la reflexión continua y nunca acabada sobre que es la vida y que es la muerte.

Lo más complejo de la vida es asumir que se acaba, y componer una solución de continuidad que nos permita reconocer el abismo desconocido de la muerte, sin que nos impida vivir la propia vida.

La vida es un drama, y una comedia, pero tiene una serie de actos, de limitaciones, de pasos obligatorios como el tiempo, o la imposibilidad de saber que va a pasar que son los que le dan ese toque tremendo y dramático.

En realidad todo depende de las ideas que tengas. Mi tía Filo tenía miedo a los japoneses y no le gustaban los chinos. Lo más probable es que no hubiera convivido apenas con ningún chino ni japonés, aunque no dejaba de tener ella un poco rasgados los ojos.

Pero en sus pesadillas, los japoneses invadían la casa de la familia, desembarcando en la playa! Sus creencias, estaban haciendo que experimentase esa invasión como un peligro y que le diera miedo. Eso hacía que fuera una pesadilla muy convincente, para mi sería diferente, porque no tengo codificados a los japoneses dentro del miedo.

horozonte de sucesos.png

No somos infinitos, y necesitamos crear ideas, códigos y límites para sentirnos seguros. Si ocurre un accidente, pero se han cumplido las normas de seguridad, queda controlado, dentro del margen de errores del sistema, y le había tocado. Si hay algo que se pueda mejorar se hará. Sin embargo si no se cumplieron las normas, tenemos un culpable y podemos abrir ese melón por otro lado. La cuestión es tener cierta seguridad. Comprender lo que pasa, poder explicarlo para vivir más tranquilos.

Lo más importante para entender de que va la vida es darse cuenta de que consiste en vivir con las ideas y creencias que decidimos abrazar (consciente o inconscientemente) y vivir dentro de los límites que ellas imponen.

Por eso nuestras ideas sobre la muerte son muy importantes para los vivos, para nosotros y aquellos con quien nos relacionamos.

Porque esas creencias describen las posibilidades que tendremos cuando interactuemos en esos límites.

En la física, al aparecer la idea de agujeros negros, Einstein y aquellos colegas que tonteaban con esas realidades fronterizas, donde la velocidad se acercaba a la de la luz y la masa se multiplicaba, impidiendo alcanzarla. Utilizaron una expresión muy afortunada llamada horizonte de sucesos.

Eñ horizonte de sucesos marca los límites entre los que puede experimentar un observador que no ha alcanzado el borde del agujero negro y por lo tanto, todavía no ha acelerado hasta la velocidad de la luz, pero ya no puede ver que hay más allá.
Sería lo que en matemáticas se llama una indeterminación o una discontinuidad.

Desde fuera del agujero no podemos observar lo que pasa dentro del agujero negro, por eso se le llama negro. Pero ello no significa que no exista o suceda nada en él.

Esa definición para mi, siempre ha tenido mucho que ver con lo que llamamos la muerte.
Mi tía Filo ya no está, su cuerpo está inerte, su corazón no late, sus ojos pierden esa acuosidad y se hacen vítreos, pero eso, su cuerpo, no es ella.

Dependiendo de nuestras creencias, establecemos que ya no está, que ha desaparecido.  O bien que está en un estado o un plano o lugar donde no podemos observarla.

Yo he decidido ver la vida como un continuo, así que es más cómodo para mi forma de verlo, asumir que ha rebasado el horizonte de sucesos, y aunque yo no pueda observarla ni interactuar con ella, es probable que siga existiendo.

Eso en yoga es lo que se llaman los éteres azules.
Son espacios fuera de este simulador o mátrix, que llamamos vida, en los que evaluamos lo que hemos hecho y dejado de hacer en la vida, nuestras respuestas y nuestros actos, y aún más nuestras emociones.
En esos distintos éteres azules somos auxiliados por seres que para ganarse nuestras confianza se nos presentarán como seres conocidos, bien sean los líderes de nuestras religiones o creencias, o bien personas que fueron importantes para nosotros y con las que tenemos confianza.

Cuando aceptamos el reto de observar nuestras evoluciones en la vida sin reaccionar y tratando de entenderlas desde el amor y la compasión con todas las limitaciones que teníamos al estar en la vida, hacemos un gran salto y podemos decidir que hacer en el siguiente paso.

A veces decidimos volver al juego y corregir algunas cosas que no fueron bien gestionadas, y otras veces decidimos seguir adelante a la próxima pantalla.

Nosotros mismos interactuando con los seres que nos ayudan a entender el mátrix en el que vivíamos, elaboramos un plan para aprender las lecciones más importantes que estén pendientes. Y muchas veces eso pasa por volver al mátrix con una secuencia nueva de condicionantes (sexo, color, posición social, zona geográfica, tiempo, circunstancias generales a vivir) que nos permiten reencarnarnos en otro ser. Y ahí hay millones de úteros embarazables y embarazados para darnos esa oportunidad.

Podemos reencarnarnos en un humano o en otra criatura en función de lo que hayamos decidido realizar.

A menudo se dice que un humano que demuestra que no ha podido superar sus condiciones esenciales, necesita reencarnar en un entorno más limitado, para poder superar esas lecciones. Podemos volver como una persona con más limitaciones, o como un animal que no puede tener tanta libertad ni elección.

En cualquier caso, al final del juego y sucesivamente pantalla tras pantalla, hay una pantalla final que es la felicidad pura ilimitada para todos.

Algunos pueden demorarse sólo una vida y otros millones, pero al final entendemos el juego, y luego entendemos que el juego es un juego. Y podemos salir de él, cuando deja de provocarnos reacciones…

La muerte requiere una definición, que se la damos los vivos para nuestra propia tranquilidad, pero también es un lugar donde seguimos viviendo y evolucionando sin las limitaciones del mátrix.
Más allá del horizonte de sucesos, el tiempo, el amor, el espacio cobran unos valores y un significado diferente.

Aunque no podemos anticipar lo que va a suceder, podemos entrenarnos en no reaccionar demasiado, en aprender a tomar lo que viene y a vivir con ello, y a confiar en que todo momento, trae su relax y aprendizaje.

A veces la vida se nos hace demasiado rugosa y necesitamos una pausa, ese es un síntoma de que no estamos entendiendo el juego y ni mucho menos estamos entendiendo que es un juego.

Muchos suicidios suceden en el momento de una ruina, de una catástrofe, de una pérdida, pero pero significa que nos metimos demasiado en el juego, que nos lo creímos.

El Yoga, desde sus 8 ramas enseña como vivir la vida: yamas, niyamas, pranayama, asana, pratyahar, dhárana, dhyana y samadhi.

Son las reglas, lo que debemos hacer y lo que debemos evitar, la postura correcta y el uso del cuerpo, la respiración y como afecta a la mente, y los cuatro estadios de la meditación: desapego de los sentidos, concentración, absorción y liberación.

Captura de pantalla 2018-11-22 a las 0.23.46
Y fin de la partida.
Game Over.

 

Así que creas o no en la muerte, revisa las ideas que tengas sobre ella y sobre la vida, sobre que es vivir y que es hacerlo dignamente. Y cambia las que no te gusten, porque vivirás y morirás con esas ideas…

Lo que hagas y decidas aquí determina en gran medida lo que puedas hacer allá, aunque no podamos vernos más allá del horizonte de sucesos.

Que tengas una gran vida, para que puedas ser muy consciente y feliz.
Y te deseo que tengas una gran muerte y que puedas experimentar conscientemente el proceso sin reaccionar y poder rematar las lecciones que no somos capaces de ver aquí.

La vida es un continuo, algo inacabable, nuestra esencia es infinita, y le encanta jugar en el Maya. Gracias por tanto s momentos agradables y tremendos tia Filo, hemos aprendido y disfrutado mucho contigo.

Gracias! Buen Viaje

water drop splash

P.D. Para los yoguis hay una imagen que a mi se me hace muy romántica, y es que todos somos Dios, ese infinito (el océano) pero tomamos una forma delimitada, finita (la gota de agua) y realizamos el camino de la vida, para demostrar nuestro amor al infinito, retornando a él finalmente (a pesar de todos los avatares de la vida).
Mientras somos gota de agua, tenemos sentido individual, somos diferentes, distinguibles, pero una vez nos unimos de nuevo al océano, ya no hay limites ni diferencias.

Tagged with: , , , , , , , ,
Publicado en civilización, Educación, familia, formación, Meditación, moral, realidad, Reflexiones, religion, Sanación, Sociedad, tecnologia aplicada, Uncategorized, vida, virtualidad, yoga, Yoga y Nueva Era

¿Volver a la Edad Media? No gracias. Yo elijo mi terapia y me hago responsable de mi salud.

Vivimos en una sociedad feudal.

Se supone que estamos en un sitio democrático, y se supone que somos libres, eso significa que podemos elegir, y me temo que no es cierto.

buda_frase_comprension.jpeg

No podemos elegir el idioma que usamos, nos lo imponen.
No podemos legar bienes a otros sin pagar un ultimo impuesto (impuesto de herencia y transmisión de bienes), a pesar de que ya se pagó para adquirir el bien -IVA e impuesto sobre adquisición de viviendas- y conservarlo -impuesto sobre patrimonio-).

Tampoco podemos elegir terapia médica. En algunos lugares ni podemos elegir médico.
Y ahora quieren eliminar del mercado a toda la competencia a los laboratorios farmacéuticos que fabrican pastillas.

La solución a la enfermedad no es una pastilla.
La pastilla se cargará el síntoma o mejorará la condición, si no se trata la causa, la enfermedad seguirá o reaparecerá.

Veamos un detalle sin importancia: hace más de un siglo que surgió la física cuántica. Muchos de sus maravillas las vemos a diario en los ordenadores, teléfonos móviles, satélites GPS que usamos para llegar a los sitios o en los laser que pueden ser simples punteros, bisturíes de precisión o punteros laser que miden distancias y velocidades (como algunos de la DGT -claro para sacarnos los cuartos-).

Estamos utilizando tecnología que se apoya en una definición de la física que no es mecánica, no es Newtoniana, es Cuántica y nos permite entender el universo de otra manera.

Nuestra economía ha cambiado, nuestra capacidad de producir bienes ha cambiado, nuestras comunicaciones han cambiado, la forma de tener hijos ha cambiado, lo único que parece no haber cambiado es la esencia de la medicina medicalizada.

Y es paradójico, porque en medicina se usan los rayos X, los sistemas de Resonancia Magnética Nuclear, pero no han entendido sus principios básicos.

La enfermedad es un desequilibrio del cuerpo. Se origina en un desequilibrio sutil, energético, emocional.

No morimos porque nos dejan, morimos porque la depresión de sentir que nos han dejado, deprime el sistema inmune.

terapias naturales

Hay un montón de avances que nos ayudan a saber que no somos máquinas, somos humanos, y una parte importante es la emocional.

Se han desarrollado cientos o miles de terapias que al abrigo de la necesidad de las personas tienen más o menos éxito en el mercado. Pero muchas de esas terapias se basan en como nos afecta la información, como por ejemplo las Constelaciones Familiares. Otras se basan en la información de las plantas para transmitirnos dicha información sin sufrir los rigores de una intoxicación, por ejemplo la homeopatía, las flores de Bach.

O en un plano más físico, la espagiria.

En un plano más corporal, la fisioterapia. En fisioterapia hay máquinas y tratamientos que nos sanan dando golpecitos, leves pero muy rápidos. Hay tratamientos con ondas eléctricas, con campos magnéticos… ¿Eso no os da una pista?

O en acupuntura, pinchando con una aguja en un punto adecuado para equilibrar el chi.

No podemos creer que algo que no tenga principio activo nos pueda curar, porque nadie nos vende una pastilla, pero podemos asumir que hablamos con otra persona sin cuestionarnos que hace 30 años nos llamarían locos por ir hablando solos en la calle.

Una de las cosas que nos sacó de la edad media, fue la libertad para transmitir la información e iniciar nuevas conversaciones.

Si la ciencia médica se ha quedado apoltronada y atrapada por los presupuestos que los laboratorios pastilleros les endosan para sus bien amaestrados investigadores, es su problema.

Pero si yo acepto que las mareas las causa la luna, ¿porque no va a poder la luna u otros astros explicar mis males? O mejor aún proponer soluciones.

El problema es que se han pasado trescientos pueblos, ha sido excesivo y ya se les ve el plumero. Si puedes mejorar tu reflujo con una infusión y cambiando de dieta ¿porqué necesitas comparar una pastilla? Y con el cáncer que es la epidemia actual debida a la fatal combinación de estrés, falta de ejercicio, dieta venenosa y ambientes tóxicos (físicos y emocionales), es con lo que más se hace caja.

Si la cuestión no es si te curas o no, si no como encuentras tu cura. Porque por mucha pastilla que me des, si no me quitas la pena, el sistema inmune no va a levantar cabeza.

Entonces ¿Porque obligarme a hacerlo sólo de ciertas maneras?
Cuando vamos al médico y le pedimos un tratamiento para algo, al cabo del tiempo, el tratamiento no nos satisface o no remite el síntoma, nos cambia el tratamiento. Eso es normal, sobretodo cuando el médico ha dedicado 2 minutos a buscar el tratamiento.
Consecuentemente vamos de tratamiento en tratamiento, hasta que dan algo que si que funciona. ¿Es esto una estafa?

Es cierto que hay vendedores de humo en todas partes, pero ¿acaso no lo son los medicamentos farmacéuticos también en gran medida?

Cuantas muertes por tratamientos que generan efectos secundarios, cuantas muertes por quimioterapias, radioterapias, etc.

No se trata si no de ofrecer una variedad de tratamientos y la información adecuada.
La mayoría de tratamientos médicos clínicos no superan a las recetas ancestrales, apoyadas por el típico come poco y sano, muévete más, y vive tranquilo.

Para mi no es una lucha ¿Porqué tienen que convertirlo en una lucha?
Un paciente de Cancer tendrá que hacer mil cosas no solo para curarse, si no también para sentirse mejor.

No podemos quitar la libertad de elegir a las personas, pero podemos prohibir todas las terapias que no podemos controlar desde el lobby farmacéutico y médico.

Bienvenidos a la edad media, lo siguiente será hacer de la MTV y los cuarenta principales la religión única y pasito a pasito hacia la administración del soma.

Despertemos!
Ya no estamos en la edad media, y si ellos quieren estarlo, bien, yo no pienso caer en ello.
Porque no es sólo mecánica newtoniana, un agujero negro no se explica con ello.
Queridos (es un eufemismo) Gobernantes, es una pena que no tengáis nada mejor que hacer que jodernos la vida con más impuestos, impedimentos, limitaciones y ahora prohibiciones. ¿De verdad os consideráis progresistas? Es progresista prohibir elegir?
Creo que no hacéis más que generar problemas y bueno, en Mayo nos veremos las papeletas…
Habrá que ir a los anti sistema de verdad, sin coleta ni colores guays.
Tenéis 6 meses para rectificar y que se note.

¿Volver a la Edad Media? No gracias. Yo elijo mi terapia y me hago responsable de mi salud.

Cambiad, porque si no vais a volver a la edad media.
Y si creeis que somos cuatro gatos (o cinco), no, somos millones.

Buen viaje!

 

 

Publicado en Uncategorized