La Entrega

amistad_entre_animales_-_monos

Vivimos tiempos convulsos (que se lo cuenten a los venezolanos), en los que nuestra capacidad de comunicación, a menudo no logra transmitir lo que necesitamos y demandamos del otro, y que finalmente acabamos dando por perdido o renunciando a obtener. Pero este proceso, es mutuo, por lo que es un fracaso global de la comunicación, y a menudo ese proceso fallido se va repitiendo en distintos intentos a lo largo de nuestra vida, y quedando como marcas en nuestra personalidad, desarrollando una vida fallida.

Y digo fallida, en el sentido de que no ha conseguido colmar ciertas posibilidades o expectativas que eran posibles y que eran también deseables.

Esto sucede en todas las en las que la costumbre moldea y limita a la posibilidad de expresión y cambio a lo largo del tiempo: relaciones de pareja, relaciones con funcionarios, con instituciones, relaciones con conocidos.

Poco a poco vamos renunciando a intentar comunicarnos para entregar lo que somos y obtener lo que necesitamos y acabamos comunicando de una forma distorsionada, que no se puede entender y que no tiene valor añadido. Perdemos la oportunidad de mejorar el instante, entregándolo a la inercia.

¿Pero porqué sucede esto?

Muchas veces estamos limitados por las circunstancias: urgidos por el tiempo disponible, cansados, o impelidos por alguien o por alguna idea, para hacer las cosas de una manera.
Si nos concedieramos la libertad de acometer cualquier comunicación, libre de interferencias, como si fuera la primera, o la última, podríamos ir más allá del remate sarcástico, de la petición vacía, de la actitud sobrada o esquilmada ya en su origen, y podríamos transmitir nuestra verdadera necesidad y con ella, entregar de una forma verdadera y completa quienes somos.

El ejemplo de alguien que pide un vaso de agua, no es lo mismo, alguien que quiere un vaso de agua para refrescarse, o para quitarse el sabor amargo de una almendra mál elegida, o el de alguien que acaba de atravesar un desierto seco y lo necesita para mantenerse en vida.

Pero no entregamos en nuestra comunicación nuestra necesidad, y por lo tanto, no le damos libertad al otro de atenderla, al final sólo pedimos un vaso de agua. Y eso no resulta tan simple, ya que el otro tiene que medir también sus recursos y su capacidad, y hasta su inclinación a satisfacernos.

A menudo morimos a nuestra necesidad, por no transmitir la urgencia e importancia de ella, y a menudo nos hacemos inaccesibles por no interesarnos por la necesidad del otro.

La primera vez que me pidieron dinero en la calle, para vivir, para comer, para dormir, me impresionó mucho , ahora comprendo que para el 95% de los que piden es un trabajo y elijo en función de la clasificación que establezco al evaluar la necesidad del que me pide.

No se puede satisfacer todas las necesidades que nos llegan, pero si pudieramos transmitirlas sin ningún engaño, ni camuflaje, el receptor podría evaluarnos más fácilmente.

La sociedad que tenemos es fallida porque no respetamos la entrega, porque no nos estregamos en cada interacción, y esperamos que el otro tampoco lo haga, todos vivimos parapetados detrás de las suposiciones que armamos, y nos dejamos llevar por la generalidad de los actos sociales y públicos, mientras que mantenemos un círculo más privado de personas y eventos en los que nos entregamos más, y a los que llamamos amigos.

Nuestra sociedad no puede satisfacer nuestras necesidades porque no las conoce, y porque no puede evaluarlas realmente.

Mi necesidad de tener un radiotelescopio, para satisfacer mi necesidad de curiosidad no es la misma que la de un radio astrónomo que está haciendo un mapa estelar o estudiando a través de la radiación, el origen y desarrollo del universo.

Si yo no soy capaz de transmitir mi necesidad de amor, de comida, de sexo, de compañia, de hacer algo junto, de colaboración, estoy recargando (sobrecargando) en la interpretación del que ha de filtrar esos mensajes para determinar las necesidades globales. Y por eso aunque los gobernantes (algunos de nosotros elegidos por nosotros) intenten o disimulen servir a la generalidad de nosotros, muchos de sus actos, inversiones y actuaciones son futiles, vacíos y ridículos, porque no satisfacen a nuestras necesidades.

Mi necesidad de relación con el arte, no se sustancia con una escultura carísima, moderna e inaprensible, con la que nadie puede tener una relación útil, ni siquiera artística. Y no lo es, ni aunque lo intenten, porque yo no entrego mi verdadera necesidad, no la publico, no la comunico.

Es imposible satisfacer una necesidad que no se comunica. Ya es dificil colmar una necesidad, pero una que se ignora y que no ha sido comunicada no se puede colmar.

Cuando dominemos el arte de la entrega, podremos transmitir quienes somos de una forma más directa y fehaciente, y de ese modo permitiremos al otro descargarse de su sobrecarga de interpretación para saber quien es el otro y que necesita, y elegir si quiere satisfacer su necesidad.

Esto es mucho más importante en las relaciones con personas cercanas y con las que compartimos mucho tiempo, pero no deja de ser importante con personas distantes o desconocidas, como nuestros gobernantes. El feedback de una actuación urbanística o cultural, puede mejorarse y recibirse previamente para construir una colaboración previa a la actuación para adecuarla a las necesidades reales.

El famoso y denostado diálogo, debe realizarse de forma continua y previa, y sobretodo continuadamente hasta que las partes satisfagan sus necesidades. De ahí el famoso dicho: el que no llora no mama. Si la madre no se apercibe de tu necesidad, te puedes quedar sin desayuno, es un negocio de dos, y es bidireccional.

La sociedad moderna nos da un montón de herramientas para publicar nuestra necesidad, y para cnstruir y negociar con otros cauces para llevar a cabo esa negociación. Desde las redes sociales, sobrevaloradas en mi opinión porque recargan en los inmediato olvidando muchas veces lo sustancial, a las campañas de apoyo, a los sistemas de crowdfunding.

Yo mismo he ayudado en pequeña medida a realizar algunos proyectos que me han parecido interesantes, bien por la propuesta, bien por mi propio beneficio una vez realizado el proyecto.

Pero esa parte que todavía no queremos entregar es la que nos pesa y nos limita.
Hemos de perfeccionar la entrega, cuando no haya ninguna sombra en nuestra relación con el medio y con nuestros acompañantes. Cuando podamos hacer una comunicación sincera, completa y sin tener ningún miedo, habremos logrado la meta más elevada de una vida: la entrega.

Con la entrega, llega el recoger, el aceptar, el valorar, y aunque son dos partes bien diferenciadas, están condicionadas a que la entrega se realice y sea verdadera.

Cuanto más te entregues, más completamente percibirán tu personalidad, quién eres, y mejor te podrán ayudar (todos) a cumplir tu destino: ser tu mismo, explorando las posibilidades de tu vida.

¿Cuantas veces no te has quejado en silencio o en público de que no es eso lo que quieres?
¿Te has asegurado de que el otro conozca lo que pedías?
¿Estás seguro de que has transmitido TODO lo que necesitas?
¿Estás seguro de que has eliminado tu propio ruido antes de transmitirlo?

Entregate!

Anuncios
Acerca de

No hay mucho que decir de cierta importancia sobre mi. Soy Sikh, profesor de Kundalini Yoga, también formador de profesores de K.Y. y doy algunas clases de K.Y. He sido programador de páginas web con resultados dispares. También he sido profesor de programación y diseño elemental de páginas web con HTML, JavaScript y PHP. Afortunadamente colaboro con una academia de renombre en el aspecto técnológico: CICE, donde doy cursos basados sobretodo en tecnología web: PHP, Javascript, HTML, CSS, Ajax. Así como MySQL http://www.ciceonline.com Siempre relacionado con tecnologías de código abierto. Ahora estoy volcado en un proyecto de comunidad yóguica en el campo, en Guadalajara. Well there is not more important to say about Devta except that it's me! I am a Kundalini Yoga Teacher, spanish, fallero, and I had being a computer programmer, oriented to PHP and Web Pages and Web Applications. Fortunatly I work in CICE, a technology and computer academy, in Madrid. http://www.ciceonline.com. There I teach PHP, Javascript, HTML, CSS, AJAX and other web related techonolgy, and MySQL. Always related open source technology and code. Now I teach K.Y. classes and teachers training courses. More and more I am working to build up a little yoguic community in the country, in Guadalajara, near Madrid (Spain).

Publicado en Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: