Para acabar el día de buen rollo

Para acabar bien el día, nada como un poco de arte, sereno y naturalizado por el entorno y el coral. http://www.underwatersculpture.com/

Y un poco de música de la mano de un montón de músicos anónimos del mundo.
Stand by me: http://vimeo.com/moogaloop.swf?clip_id=2539741

Soñad con un mundo mejor y traedlo a vuestra vida más inmediata, del resto se encargará el universo…

Anuncios
Acerca de

No hay mucho que decir de cierta importancia sobre mi. Soy Sikh, profesor de Kundalini Yoga, también formador de profesores de K.Y. y doy algunas clases de K.Y. He sido programador de páginas web con resultados dispares. También he sido profesor de programación y diseño elemental de páginas web con HTML, JavaScript y PHP. Afortunadamente colaboro con una academia de renombre en el aspecto técnológico: CICE, donde doy cursos basados sobretodo en tecnología web: PHP, Javascript, HTML, CSS, Ajax. Así como MySQL http://www.ciceonline.com Siempre relacionado con tecnologías de código abierto. Ahora estoy volcado en un proyecto de comunidad yóguica en el campo, en Guadalajara. Well there is not more important to say about Devta except that it's me! I am a Kundalini Yoga Teacher, spanish, fallero, and I had being a computer programmer, oriented to PHP and Web Pages and Web Applications. Fortunatly I work in CICE, a technology and computer academy, in Madrid. http://www.ciceonline.com. There I teach PHP, Javascript, HTML, CSS, AJAX and other web related techonolgy, and MySQL. Always related open source technology and code. Now I teach K.Y. classes and teachers training courses. More and more I am working to build up a little yoguic community in the country, in Guadalajara, near Madrid (Spain).

Publicado en Uncategorized
2 comments on “Para acabar el día de buen rollo
  1. El loco gati dice:

    Buen rollismo Fascismo del siglo XXI

    Me van a volver diabético, entre tanto gilipollas.Nunca hubo tal cantidad de soplacirios en la política, el sindicalismo, la cultura, el feminismo, la sociedad. Empieza a alterarme la salud tanto buen rollo y buenas intenciones, tanta mermelada a todas horas, tanta propuesta de besarnos masivamente en la boca para que las cosas vayan bien, tanta certeza de que con demagogia y corderitos de Norit triscando saltarines por el prado conseguiremos una España, un mundo, un universo mejor y más justo. Eso está bien para los jóvenes, cuya obligación antropológica, por edad y hormonas, es batirse en defensa de todo eso y de algunas cosas más. En tales lides se desbrava uno, y con el derroche de energía, si sobrevives a ello, y con la estiba que la realidad sacude en el morro, al final terminas madurando, camino de la serenidad, la experiencia y el razonable respeto a ti mismo, a lo que fuiste, eres y acabarás siendo. Ni más ni menos que la vida, en suma. El trámite obligatorio.

    Por eso me hace echar la pota el comportamiento y discurso de tanto simple, de tanto cantamañanas y de tanto golfo apandador entrado ya en experiencia y años. Toparte en cada telediario, en cada programa de radio, en cada titular de prensa, con simplezas propias de colegas de secundaria dichas por pavos con canas en la barba, o por tordas con edad de ser abuelas, lleva a la inevitable conclusión de que, o estamos rodeados de retrasados mentales, o se trata de que los resortes sociales han sido secuestrados por una legión de embusteros y sinvergüenzas. Aunque también puede ocurrir que todo sea lo mismo: con frecuencia, un tonto al que nadie pone límites termina convirtiéndose, por puro hábito del ejercicio, en resabiado y contumaz sinvergüenza. Y más cuando, como ocurre ahora con triste frecuencia –antes sólo ocurría con la política–, es posible hacer de cualquier ideología un rentable medio de vida.

    No se trata sólo de España, claro. Lo nuestro es simplecontagio. El mundo –el occidental, al menos– apunta por ahí: cantamañanismo como espíritu universal. Eso, con la que está cayendo; aunque tal vez la que está cayendo –y la que va a caer– provenga precisamente de que, cada vez más, los resortes que mueven la vida y la sociedad están en poder de perfectos tontos del habla en el sentido parmenidiano –me parece que era ése– del asunto: redondos, compactos y sin poros. Hasta no hace mucho, teníamos el consuelo de saber que, en el fondo, nadie se creía de verdad lo que circulaba como moda o tendencia; más o menos lo que pasa en Italia con la política. El problema es que ahora ya no es así. Ahora, la gente empieza a creérselo todo en serio. Y a actuar en consecuencia. En la sociedad actual, la línea más corta entre dos puntos es la estupidez. Y la dictadura que, a la larga, nos impone.

    Hay un símbolo reciente de todo eso. Pensaba en ello hace un momento, cuando empecé a teclear estas líneas: Pippa Bacca, la artista italiana de treinta y tres años que hace un año y pico decidió viajar, vestida de novia y haciendo autostop, por algunos de los lugares más peligrosos del planeta, en nombre de la paz, para demostrar, decía, que «cuando uno confía en los demás recibe sólo cosas buenas». Lo del traje nupcial, ojo al dato, era «metáfora de un matrimonio con la tierra y con la paz, del blanco y del femenino»; y lo del autostop, «ponerse en manos de otros viajeros y fiarse de la gente». Con tales antecedentes, a lo mejor a alguien le sorprende que, a poco de empezar el viaje, Pippa Bacca fuese violada y estrangulada en la frontera entre Turquía y Siria por un fulano con antecedentes penales. A otros, que somos unos cabrones suspicaces y mal pensados, no nos sorprende en absoluto. A los sitios peligrosos se los llama así precisamente porque hay peligro. Y el principal peligro se llama ser humano, sobre todo cuando nos empeñamos en creer que los valores que predicamos en nuestras confortables salitas de estar, discursos políticos y tertulias de la radio y la tele, son los mismos que manejan un talibán cabreado con un Kalashnikov, un africano hambriento con un machete, o cualquier hijo de puta con pocos escrúpulos y ganas de picarle el billete a una señora. Por ejemplo.

    Dice el recorte de prensa que tengo sobre la mesa que a esa pobre chica la mató un turco desaprensivo. Pero, en mi opinión, el recorte se columpia. La mató la estupidez. La suya y la de la sociedad occidental, cada vez más idiota y suicida, que la convenció de que el mundo, en el fondo, es un lugar simpático que sólo necesita un traje de novia para convertirse en el bosquecito de Bambi.

    En una velada en la que nos reunimos algunas personas a cenar. Se hablaba del amor, de la energía positiva, de que en el futuro advendría sobre la Tierra una energía procedente del Universo que nos transformaría en “gente chachi”, en personas con conciencia, en buena gente. No pude contenerme en aquel momento, ni lo haré en ningún otro, porque ya no me aguanto ni los pedos y les expresé lo que pensaba de todo lo que me estaban diciendo.
    Les dije que esa “filosofía de vida” suponía la peor de cuantas nos haya inculcado el poder que domina con puño de hierro a la Humanidad. Ese modo de pensar nos convertía en mansos corderitos dispuestos a ir al matadero con una sonrisa en los labios. Cierto que se puede morir de muchas maneras y cierto es también que podemos vivir alegremente mientras en nuestro alrededor la maldad actúa a sus anchas, ¡qué me importa a mí si soy feliz y siempre pongo buena cara al mal tiempo! Posiblemente hasta nos sonría la fortuna social por considerar nuestros semejantes que somos buenos e inofensivos, un poco ingenuos y demasiado optimistas. Puesto que no les somos una amenaza seguramente no se meterán con nosotros aunque algún que otro intentará aprovecharse de nuestro “rollo chachi guay”. Siempre hay lobos dispuestos a comerse a las ovejas más lindas e inofensivas. Un madrileño que llevaba viviendo en la “Ciudad del Futuro” dos años en una choza montada entre dos palmeras con vistas al Océano Indico pareció entender que pretendía decir con tanta euforia y convicción. No obstante, él optó por la vía del exilio y decidió vivir allí donde la gente más se acercara a su filosofía de vida. No todo el mundo toma esa vía, eso es patente, pero no es menos evidente que, de un modo u otro todos nos hemos exiliado a nuestro propio mundo individual y solo contamos con los demás de un modo egoísta. En ese mundo propio, en el que incluimos a nuestra familia más cercana, amigos y compañeros de trabajo, nos sentimos seguros y lo que ocurra fuera de ese contexto nos afecta de un modo superficial, a veces incluso anecdótico. Cuando los New Age dicen que el mundo está evolucionando hacia una conciencia superior, supongo que pasan por alto muchas cosas y a muchas personas. Yo no he visto ninguna evolución sino una franca involución que afecta a la sangre, al ADN, al aspecto físico, al nivel energético-vital, al intelecto y al alma. La Humanidad – en la Tierra – es una especie en proceso de degeneración y, por tanto, en peligro de extinción masiva. Esgrimían mil y un conceptos que parecían mostrar lo contrario y respondí a cada uno de ellos hasta dejarles sin argumentos. Finalmente les dije: Solo cuando el hombre se ha enfrentado con sus miedos, ha comprendido que la muerte solo es una puerta abierta a otra existencia y ha decidido valorar su libertad más que a la muerte misma, entonces es cuando toma la resolución de luchar contra todo acto de tiranía y opresión con firmeza y resolución. Así conquista el honor que honra a todo HOMBRE con mayúsculas y lo aleja de ese esperpento mediocre, cobarde, miedoso y ruin que conforma el humano que somos todos hoy en día. Los culpables de todo lo que nos está ocurriendo somos nosotros mismos y los únicos capaces de cambiarlo también somos nosotros. Ninguna fuerza externa va a solventarnos el dilema entre formar parte de los hombres libres o ser meros esclavos. Si alguna fuerza actúa será la que han creado esos estúpidos que nos gobiernan creando armas químicas y nucleares capaces de reducirlo todo a polvo. En los últimos seis mil años se derrotó una vez al mal en el mundo, se consiguió con lucha, corrió mucha sangre y hubo dolor y sacrificio y, pese a todo, nunca la Humanidad recordará una epopeya tan gloriosa, que alegró millones de corazones, que devolvió la esperanza y la libertad a millones de esclavos que vivían en un terrible infierno, que transformó el mundo en un lugar bello y seguro, que dio nacimiento a una nueva civilización. Pero los enemigos del hombre volvieron a infiltrarse como pérfidas serpientes y inyectaron su veneno sobre aquellos a los que la tenebrosa sombra les hizo creerse diferentes y pronto la traición, la mentira y el orgullo acabaron con aquel vislumbre del Edén en la Tierra. Hoy el mal gobierna ampliamente sobre este mundo y quienes creen que no es así o viven en una casita de cristal en Yupilandia o no se enteran de nada o son idiotas.
    La New Age es la nueva religión de los astutos seres reptilianos, entes egoístas hasta la médula que no les importa otra cosa que el sYOmismo. Todos tenemos esa parte reptiliana en nuestras entrañas como un veneno que nos han inoculado pero no somos eso, somos Hombres. Por nuestras venas aun corre sangre de una estirpe poderosa, si apelamos a ello no vamos a sentir sino la necesidad imperiosa de libertad, porque somos prisioneros y vamos a ser devorados. Si los New Age & Company quieren pintar la cárcel de color rosa, quizás no le moleste a los carceleros siempre y cuando sigan cumpliendo con sus obligaciones. Pero pintar la cárcel de rosa no va a cambiar la situación de un modo sustancial (aunque siempre quedará más alegre que gris y oscura). La novia decidió ignorar la realidad pero la realidad no la ignoró a ella.
    Quizás no al extremo que llegó ella pero muchos construyen su realidad a golpe de corazonadas, como esa novia.

  2. toni dice:

    Pues son dos formas de ver el mundo… NO hay algo “unico” para nada…. ¿cual es la “autentica”?… ¿que beneficios tienen una y otra para el que las elige?… ¿y para el mundo?…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: