No hay nada como ver el despertar de la conciencia

Desde que tengo uso de razón doy clases, unas de cosas elementales, otras más técnicas y otras más espirituales, pero no he dejado de dar clases desde que soy hermano mayor.

Lo que más me gusta de enseñar es que contribuyes al despertar de la conciencia de otra persona. A veces es una contribución minúscula y casi innecesaria, en esos casos, el que iba a despertar ya estaba a punto, era sólo una cuestión de tiempo. En otras ocasiones el que despierta, necesitaba reubicar parte de sus ideas para poder permitir el florecimiento de otras, sin esa reubicación a menudo la conciencia no puede despertar, como semillas en un huerto de tierra dura no pueden traspasar la dureza del suelo para brotar.

Y en otras ocasiones hay que someter a la persona a una poda intensiva antes de que puedan brotar nuevas posibilidades, esto por lo general lo hace la vida y uno más que hacer nada, a lo que se dedica es a limpiar la poda realizada (la vida es ciertamente muy eficaz en esto) y hacer ver que no es un drama sin no una oportunidad.

En cualquier caso, la forma que sin duda es más dolorosa para el que la contempla es cuando uno se emociona y apega al que brota y aún así tiene que podar activamente alguna de sus ramas que como hiedras salvajes tratan de estrangular al jardinero.

Es más fácil dedicarse al huerto, y ver como florecen las agradecidas patatas, los olorosos tomates o las intrépidas plantas del pimiento o las trepadoras judías.

Y es muy bonito ver como el efecto del trabajo tiene su agradecido efecto en el crecimiento del propio jardín.

Sin embargo en el despertar de la conciencia humana siempre está el ego del que despierta (si el ego del despertador no lo machaca) y a menudo se tienden a trivializar las cosas.

No deja de ser hermoso ver despertar a algunos y ver soñar que han despertado a otros que siguen dormidos, por muy fácil que sea su expresión.

Siempre vale la pena!

Por otra parte, sugiero combinar ambas experiencias, porque un jardín compensará los sin sabores del jardín humano que alimentamos y regamos todos los días. Y no puede igualarse pero no deja de ser igualmente maravilloso.

No hay nada comparable con el ver despertar la conciencia de otro, salvo despertar la propia. Y eso nunca deja de sorprender.

P.D. Tengo una planta de patata, que ya ha dado sus flores, y está muy, muy contenta. Esperan el perejil, que ya está brotando, regaliz, rábanos, tomates que también han hecho su debut, maíz que tengo que plantar, judías, y calabazas japonesas, pepinos, calabacines, lechugas y mil y una cosas más que esperan alegrarnos el verano y espero que el otoño.

Anuncios
Acerca de

No hay mucho que decir de cierta importancia sobre mi. Soy Sikh, profesor de Kundalini Yoga, también formador de profesores de K.Y. y doy algunas clases de K.Y. He sido programador de páginas web con resultados dispares. También he sido profesor de programación y diseño elemental de páginas web con HTML, JavaScript y PHP. Afortunadamente colaboro con una academia de renombre en el aspecto técnológico: CICE, donde doy cursos basados sobretodo en tecnología web: PHP, Javascript, HTML, CSS, Ajax. Así como MySQL http://www.ciceonline.com Siempre relacionado con tecnologías de código abierto. Ahora estoy volcado en un proyecto de comunidad yóguica en el campo, en Guadalajara. Well there is not more important to say about Devta except that it's me! I am a Kundalini Yoga Teacher, spanish, fallero, and I had being a computer programmer, oriented to PHP and Web Pages and Web Applications. Fortunatly I work in CICE, a technology and computer academy, in Madrid. http://www.ciceonline.com. There I teach PHP, Javascript, HTML, CSS, AJAX and other web related techonolgy, and MySQL. Always related open source technology and code. Now I teach K.Y. classes and teachers training courses. More and more I am working to build up a little yoguic community in the country, in Guadalajara, near Madrid (Spain).

Publicado en Uncategorized
2 comments on “No hay nada como ver el despertar de la conciencia
  1. tecolote dice:

    Hola otra vez:

    Uno de los momentos que mi madre recuerda con más agrado fue el día que mi hermano mayor supo que sabía leer.

    Estaba paseando por la calle cuando vio un cartel de un ultramarinos. Mientras mi madre hacía la compra, (pero podría haber ocurrido en casa, o leyendo uno de sus libros de recetas, por la tarde -esto no es tan importante), mi hermano iba juntando sílabas:

    -to… ma… te.

    -to-ma-te.

    -Tomate…

    -¡Mamá, ahí dice tomate!

    PS: Muy bueno, pofesor. Una duda, ¿no es “pereJil”? No te canses, hasta otra.

  2. Sergio "el Kalvo" dice:

    Hola profe!!!

    Acabo de llegar de clase contigo y aqui estoy escribiendote, qué cosas eh??
    Me ha gustado mucho tu articulo, como siempre tus palabras tranquilizan al leerlas o al escucharlas.

    Por cierto!muy interesante la conversacion de estructura, tamaño, grosor, peso, sabor y olor que hemos tenido hoy de nuestros tomates de huerto entre tanta linea de codigo php. Y el momento fotos ni te cuento, que seria del master sin esos momentos verdad?

    Un abrazo, amigo.

    Sergio Gómez Muñoz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: