La mentira de los biocombusibles

Leo y escucho con preocupación las noticias sobre la crisis alimentaria inducida por los biocombustibles.

El problema de fondo es que no se quiere cambiar el marco (contaminación basada en uso de combustibles), en lugar de optar por otras fuentes de energía (Solar fotovoltaica, mareomotriz, geotérmica, etc.)

La esencia de los biocombustibles es la siguiente: ya que se emite CO2, que sea un CO2 que ha sido sustraido a la atmósfera por plantas en su crecimiento, de esta forma no inyectamos CO2 nuevo (procedente dle petróleo del subsuelo) y no aumentamos el efecto invernadero.

Pero este razonamiento es pobre, lo que hay que hacer es recurrir a fuentes de energía que no generen CO2 (Hidrógeno, Fotovoltaica, Mareomotriz, Geotérmica, Eólica, etc.) y dejarse de tonterías y parches.

Los biocombustibles son la respuesta de la industria refinadora para mantener todo igual sin cambiar nada, salvo que 100 millones de personas (se me hace corto el calculo) dejarán de poder comer porque estamos quemando su comida en nuestros motores.

Por otra parte hay fuentes más ricas y provechosas para generar grasas para luego generar combustibles como son las algas tóxicas, crecen en un medio acuoso, sólo necesitan la luz del sol y la cosecha no es anual sino semanal o diaria incluso. Producen aceites más ricos en grasas (hasta un 66% más que la soja, maiz y otros cereales) y no requieren de matar de hambre a la poblacion.

No obstante lo veo como un paso más en el derrumbe inevitable de este mundo. La humanidad (y sus gobiernos, y sus individuos) se comportan como un paciente de enfermedad grave que trata de mejorar redecorando su habitación pero sin cambiar ninguno de sus dañinos hábitos.

Y en particular este artículo en libertaddigital.com que copio es muy claro en cuanto al pasteleo que han creado los gobiernos con toda la tontería de convertir en limpios los combustibles sobre los que cobran impuestos.

Cabe destacar este párrafo:

Uno de los países que más subvenciones otorga a este tipo de energía es Estados Unidos, hasta el punto que hay barcos europeos que cruzan todo el Atlántico cargados de biodiesel para hacer allí una mezcla ecológica, que cumpla los requisitos norteamericanos para subvencionar su exportación, cobrar, volver aquí otra vez, volver a cobrar otra subvención y venderlo después.

—————————–

El pasado fin de semana la cadena SER publicaba una noticia con el siguiente titular: “100 millones de personas podrían caer en la pobreza por la subida de precios de los alimentos”. La cadena de radio no daba importancia a la principal causa de la subida de los alimentos, el uso de las materias primas agrícolas como biocombustibles. La especulación, a diferencia de lo que cree la radio de Prisa, no es una causa en sí misma, sino el efecto, la consecuencia. Uno de estos biocombustibles es el etanol, el cual proviene básicamente del maíz, la soja y caña de azúcar. Estas tres materias primas, según The Economist y a junio del 2007, son las que más han subido. Más incluso que los metales.

Fíjese en estos datos. La cantidad de maíz cultivado para la producción de etanol en Estados Unidos se triplicó desde 2001 a 2006. Estados como Dakota del Sur o Iowa ya dedican el 50% de su producción de maíz al etanol. Este mismo país se ha propuesto multiplicar por doce la producción de biocombustible hasta el 2022, lo que supone un sacrificio de recursos desorbitado. En Brasil, otro gran productor mundial de etanol, la soja ya ocupa un territorio mayor que cualquier otro cultivo, más de un 20% de todo el área empleada en la agricultura, lo que ha causado una deforestación de 21 millones de hectáreas.

China ha pasado de ser un exportador de soja y maíz a ser un importador. ¿Es que la oferta de alimentos no cubre la demanda? No, China es el segundo productor del mundo de alimentos. La economía alimenticia china es totalmente sostenible gracias a la cadena de privatizaciones que ha ido realizando el Gobierno. Lo curioso es que China usa casi el 50% del maíz para uso industrial, es decir, para la fabricación de etanol, sector en el que ocupa una de las primeras posiciones en el mundo. No sólo eso, sino que el Gobierno chino pretende seguir aumentando la producción hasta 2010. Ante estos datos, la conclusión tendría que ser que los biocombustibles son muy rentables. Pues resulta que no, que su producción es muy costosa. ¿Es que empresas, productores y especuladores se han vuelto locos? Si no es rentable, ¿de dónde sale el dinero? De las subvenciones de los gobiernos, que a la vez se nutren de nuestros impuestos.

Uno de los países que más subvenciones otorga a este tipo de energía es Estados Unidos, hasta el punto que hay barcos europeos que cruzan todo el Atlántico cargados de biodiesel para hacer allí una mezcla ecológica, que cumpla los requisitos norteamericanos para subvencionar su exportación, cobrar, volver aquí otra vez, volver a cobrar otra subvención y venderlo después.

Las consecuencias son obvias. Si los gobiernos del mundo se dedican a incentivar la energía ecológica a expensas de los alimentos, la consecuencia inevitable es que el maíz, la soja y la caña de azúcar, como alimentos, aumentarán de precio (porque disminuye su oferta) en toda su estructura productiva ya que éste, está menos subvencionado que el mismo cereal usado para combustible. Esto a la vez crea un mercado irreal, ficticio. Sólo en el año 2007 y en Estados Unidos, la industria del biodiesel desvió 4.000 millones de dólares y más de 20.000 empleos a este sector energético según la National Biodiesel Board. Las subvenciones del Gobierno han alterado el mercado hasta tal punto que es más rentable producir gasolina que alimentos.

Los gobiernos occidentales, con su enorme hipocresía, están matando de hambre a la gente y empobreciéndonos a todos. Encima, lo han nutrido todo con nuestros impuestos, lo que ha permitido hacer ricas a empresas que no sirven a nuestros designios sino a los del Gobierno. Cree como los periodistas de la SER, que tiene sentido esperar que los políticos sean los que arreglen esta calamidad cuando están siendo ellos los causantes.

Jorge Valín es miembro del Instituto Juan de Mariana
—————————–
Tremendo ¿verdad? ¿y la culpa quien la tiene? Los votantes y consumidores por seguir votando con alborozo las propuestas de los políticos de pacotilla que sólo quieren seguir en el sofá.
Yo seré independiente energéticamente, me costará lo mío, pero una vez conquistado eso no habrá quien pueda mangonearme con los impuestos por el combustible, pagados dos veces (subvenciones + impuestos al consumo)
Que cada palo aguante su vela.
Anuncios
Acerca de

No hay mucho que decir de cierta importancia sobre mi. Soy Sikh, profesor de Kundalini Yoga, también formador de profesores de K.Y. y doy algunas clases de K.Y. He sido programador de páginas web con resultados dispares. También he sido profesor de programación y diseño elemental de páginas web con HTML, JavaScript y PHP. Afortunadamente colaboro con una academia de renombre en el aspecto técnológico: CICE, donde doy cursos basados sobretodo en tecnología web: PHP, Javascript, HTML, CSS, Ajax. Así como MySQL http://www.ciceonline.com Siempre relacionado con tecnologías de código abierto. Ahora estoy volcado en un proyecto de comunidad yóguica en el campo, en Guadalajara. Well there is not more important to say about Devta except that it's me! I am a Kundalini Yoga Teacher, spanish, fallero, and I had being a computer programmer, oriented to PHP and Web Pages and Web Applications. Fortunatly I work in CICE, a technology and computer academy, in Madrid. http://www.ciceonline.com. There I teach PHP, Javascript, HTML, CSS, AJAX and other web related techonolgy, and MySQL. Always related open source technology and code. Now I teach K.Y. classes and teachers training courses. More and more I am working to build up a little yoguic community in the country, in Guadalajara, near Madrid (Spain).

Tagged with: , , , , , , , , ,
Publicado en Uncategorized
2 comments on “La mentira de los biocombusibles
  1. Ricardo dice:

    Creo que echarle la culpa a los biocombustibles del hambre y la pobreza de mas de 100 millones de personas es erróneo. Entiendo que hay que profundizar mucho mas en esta cuestión. Basta con analizar la superficie sembrada para biocombustibles y la sembrada para alimentos.
    Estoy de acuerdo en que los biocombustibles son un parche, pero las alternativas tardarán muchos años en funcionar al nivel necesario, sin embargo el nivel de CO2 debemos bajarlo ya mismo, sino el efecto invernadero no tiene vueltas.
    Si logramos cambiar la forma de vida de la noche a la mañana de millones de personas y dejamos de consumir petróleo todo se soluciona, pero creo que eso no es posible…
    Gracias

  2. devta singh dice:

    Yo como tengo una vena milenarista, no creo probable que todo el mundo cmbie porque si, pero el cambio llegará y de forma inevitable.

    Aunque estoy de acuerdo hay que cambiar ya! Estamos en ello, y no creo que el CO2 sea el unico problema, sino la emanacion mental y emocional enferma de millones de personas deseando una vida que no es la que tienen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: