La mujer con la pata quebrada y en casa, e invisible.

Mi madre me manda esto, a vueltas de la invisibilidad enlazandolo con el estatus del ama de casa y la “necesidad” de salir a trabajar fuera.

Vaya por delante que estoy de acuerdo y que todo es aplicable no sólo a la mujer sino al hombre y a toda la sociedad en general. Por ejemplo ¿Es más importante un científico por el hecho de que mucha gente le considere importante? ¿Y por el hecho de que haya publicado mucho? ¿Que hay de la calidad?

————————
La idea de la invisibilidad me ha hecho pensar que es una manera muy gráfica de explicar cómo y por qué no nos damos cuenta de cosas que son obvias: la crisis económica sin ir más lejos. No queremos ver que tenemos una sociedad desquiciada que intenta combatir su desilusión a base de ofertas de “ocio” que ofrecen, a cambio de dinero, esas cosas que tienen que salirte de dentro o no valen – la alegría, la amistad, el compañerismo, el gozo del descubrimiento, del esfuerzo recompensado, del anhelo alcanzado.

Creo que te he contado antes que leí un estudio de cómo empleaban el tiempo las tribus primitivas en distintos entornos desde los bosquimanos, los aborígenes australianos, las tribus perdidas en la edad de piedra de las Filipinas, los indios de las amazonas… y los gorilas. En todos los casos pasaban unas 6 horas buscando alimento (buscando, cazando, recogiendo, cosechando) y procurándose cobijo (haciendo sus nidos, refugios, ranchitos o reparándolos). Luego se dedicaban a la vida social, a descansar, y a dormir.

Extrapolaban los resultados a las sociedades “avanzadas” y llegaban a la conclusión de que seguimos empleando 6 horas de trabajo (75% de nuestro salario) en procurarnos casa y comida. El resto lo empleamos en COMPRARNOS ocio, lo que es claramente un contrasentido. Hay que estar rematadamente loco (como diría Obelix) para obligarse a trabajar para descansar.

Qué nos pasa que se ha vuelto “invisible” lo que la vieja canción decía que las mejores cosas de la vida eran gratis (the best things in life are free)? Se han vuelto invisibles y no tienen “valor social”. Nadie dice que ha visto un amanecer impresionante, sino que ha pasado un día en Port Aventura. Nadie dice que tiene una amapola “adoptada” en una esquina descuidada del parque municipal, sino que ha comprado una orquídea. Nadie cuenta que su gato obviamente callejero es precioso, sino que su gato de estirpe persa y alcurnia mejor que la suya, costó X, o el perro hijo y nieto de campeones… o el jarrón chino, la alfombra persa, los zapatos marca el pato. Pero, es que estamos rematadamente locos? Una mascota es una mascota. Otra cosa es que quieras poner el negocio de criar perros, gatos o periquitos y necesites avalarte con pedigrees ante posibles compradores.
Un zapato tiene que gustarte y proteger tus pies. Nada más. Una flor vale el placer que te da.

Tampoco tiene valor social el trabajo que se hace sin remuneración monetaria. Eso, y no solo las ansias de independencia, ha sacado a las mujeres de su casa. Buscando el  reconocimiento social, quizás porque tampoco tenía el reconocimiento familiar. No estoy hablando de la persona que necesita ingresar dinero para que coma la familia. La figura de la madre o padre solos trabajando a destajo para salir adelante o sacar adelante a la prole no es nueva. Siempre, desde la edad de piedra, ha existido. Ni tampoco me parece mal que las chicas sean iguales que los chicos y quiera trabajar e independizarse. Al contrario, creo que tienen la obligación de dejar a sus padres y labrarse una vida propia.

No me parece mal que una mujer casada quiera trabajar fuera de casa. Me parece mal que mal que sea la “única” opción socialmente aceptable. Si lo piensas bien, qué gana la mujer que está limpiando despachos, casas, escaleras? Probablemente estaría mejor en casa, y su labor fuera más provechosa – solo el ahorro en comidas pre-cocinadas, guarderías, transportes – probablemente ya fuera equiparable a su salario. Qué gana? Gana reconocimiento social. Es un contribuyente a la riqueza de la nación! Gana libertad. Tiene “su” dinero y puede comprarse una blusa, unas medias, unos zapatos. Tiene su dinero y puede irse al cine con las amigas.

Es triste, pero la que está en casa también tiene eso si goza del reconocimiento de su trabajo en casa. Reconozco que tengo un punto de vista muy sesgado porque en casa Papi jamás nos hizo pensar que ser mujer era ser “de segunda”. Mami era su igual. La reconocía como igual en todos sentidos, con unas habilidades distintas a las suyas y complementarias. Yo lo he tenido en casa. No había “mi” dinero ni “su” dinero. Era nuestro y disponíamos los dos, por separado o juntos, pensando en la familia. Mi libertad no era la que me “ganaba” trabajando fuera, sino la que me otorgaba ser una persona responsable.

Siempre ha habido la polémica de la dominación. Del dominio masculino victoriano al marido sojuzgado/ seducido (hen-pecked) que dice la última palabra: Sí cariño, hay el recorrido del péndulo. Estas figuras son de siempre. Si haces memoria ves las mismas tipologías – y casi diría que hasta los mismos diálogos – en obras de teatro desde Cervantes a Ibsen. Y claro, siempre se presta a broma y burla (que más de una vez enmascara dolor o duda).

Recuerdo un día que un primo preguntó a Papi: Tío Chali, en su casa, quién manda? Y Papi le dijo sin pestañar: En mi casa manda mi mujer – ni que fuera yo imbécil. Es ella quien sabe qué hay y dónde están las cosas. Ahora, si lo que estás preguntando es si en nuestra vida domina ella o yo, tu eres el imbécil. Llevamos muchos años casados y no hubieran sido posibles si no hubiera un buen entendimiento y no una dominación.

Fíjate, se ha acuñado el término “voluntario profesional”. Claro, que si puede haber un sindicado anarquista y un partido revolucionario institucional, esto no tendría que hacernos ni levantar las cejas. O sea que no eres voluntario. Simplemente eres un asalariado de una ONG, un funcionario! Por qué? Porque no está reconocido el trabajo hecho sin remuneración.

Lo malo es que se queda por el camino todo lo que signifique esfuerzo, programa – léase proyecto de futuro, y fe que es una palabra muy antigua que engloba todas las fuerzas anímicas y espirituales que hacen posible que las personas imaginemos un mundo mejor e intentemos llegar a el y contribuir a su construcción y extensión (una definición como cualquier otra del amor). Las cosas que no tienen precio en euros, las no cuantificables en unidades de medida aceptadas no valen. Y así nos va. Hay mil libros de auto-ayuda publicándose todos los días para que podamos lidiar con las cosas no cuantificables: la ira, el amor, la decepción, el engaño, el dolor de corazón!

Te quiero. Entre otras cosas, porque me haces pensar y eso es un gran regalo (aunque luego resulte que para celebrarlo te atizo dos folios).

Love. Mom

Anuncios
Acerca de

No hay mucho que decir de cierta importancia sobre mi. Soy Sikh, profesor de Kundalini Yoga, también formador de profesores de K.Y. y doy algunas clases de K.Y. He sido programador de páginas web con resultados dispares. También he sido profesor de programación y diseño elemental de páginas web con HTML, JavaScript y PHP. Afortunadamente colaboro con una academia de renombre en el aspecto técnológico: CICE, donde doy cursos basados sobretodo en tecnología web: PHP, Javascript, HTML, CSS, Ajax. Así como MySQL http://www.ciceonline.com Siempre relacionado con tecnologías de código abierto. Ahora estoy volcado en un proyecto de comunidad yóguica en el campo, en Guadalajara. Well there is not more important to say about Devta except that it's me! I am a Kundalini Yoga Teacher, spanish, fallero, and I had being a computer programmer, oriented to PHP and Web Pages and Web Applications. Fortunatly I work in CICE, a technology and computer academy, in Madrid. http://www.ciceonline.com. There I teach PHP, Javascript, HTML, CSS, AJAX and other web related techonolgy, and MySQL. Always related open source technology and code. Now I teach K.Y. classes and teachers training courses. More and more I am working to build up a little yoguic community in the country, in Guadalajara, near Madrid (Spain).

Publicado en Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: